atracción sexual tercera edad

Mitos y realidades sobre la atracción sexual tercera edad

La atracción sexual no entiende de edades. Incluso en la tercera edad, el deseo y la pasión pueden estar más vivos que nunca.

Sin embargo, muchas personas mayores se enfrentan a mitos y prejuicios sobre la sexualidad en esta etapa de la vida. Se piensa erróneamente que el interés sexual desaparece con la vejez.

Nada más lejos de la realidad. De hecho, las personas mayores siguen teniendo los mismos deseos y necesidades que en etapas anteriores. Lo que cambia son los métodos para satisfacer esa atracción sexual.

En este artículo repasaremos todos los consejos, trucos y recomendaciones para disfrutar del sexo y la pasión en la tercera edad. Descubrirás como la atracción sexual no tiene edad y cómo mantenerla viva con tu pareja.

¿Por qué es importante la atracción sexual en la tercera edad?

Mantener relaciones sexuales de forma regular aporta grandes beneficios físicos y emocionales. Y estos beneficios se extienden a cualquier edad.

Algunas de las principales ventajas de la actividad sexual en la tercera edad son:

  • Mejora del estado de ánimo y autoestima. Tener una vida sexual satisfactoria aumenta los niveles de serotonina y dopamine, relacionadas con el placer y la felicidad.
  • Reduce el estrés y la ansiedad. El orgasmo libera oxitocina, la hormona que induce sensación de calma y relajación.
  • Mayor longevidad. Diversos estudios relacionan las relaciones sexuales con una mayor esperanza de vida.
  • Mejora del sueño. El orgasmo ayuda a conciliar el sueño y potencia la liberación de melatonina.
  • Refuerza el sistema inmune. La actividad sexual aumenta los niveles de inmunoglobina, que refuerza el sistema inmunológico.
  • Disminuye el riesgo de enfermedades cardíacas. El ejercicio moderado durante el sexo fortalece el corazón.
  • Alivia los dolores articulares. La liberación de endorfinas funciona como analgésico natural.

Como ves, no es solo una cuestión de placer. Satisfacer el deseo sexual en la tercera edad reporta comprobados beneficios para la salud física y mental.

Mitos sobre el sexo en la tercera edad

A pesar de sus ventajas, persisten muchos mitos negativos sobre la sexualidad en la tercera edad. Veamos algunos de los más extendidos:

El deseo sexual desaparece con la edad

Falso. Numerosos estudios demuestran que el deseo sexual se puede mantener hasta edades muy avanzadas. Lo que ocurre es que se expresa de forma distinta.

La libido disminuye gradualmente a partir de los 45-50 años tanto en hombres como en mujeres. Pero eso no significa que desaparezca. Simplemente hay que buscar nuevas formas de encender la llama.

Las relaciones sexuales en ancianos son imposibles o poco placenteras

Otro mito sin fundamento. Las limitaciones físicas no impiden disfrutar del sexo y alcanzar el orgasmo. Simplemente hay que adaptar las posturas y la frecuencia a las circunstancias de cada persona.

La excitación y el placer en la tercera edad no dependen únicamente de la capacidad sexual o la potencia física. La experimentación, las fantasías y el conocimiento del propio cuerpo resultan igual de importantes.

Tener relaciones sexuales a ciertas edades es antinatural

Totalmente falso. El deseo sexual es una necesidad intrínseca al ser humano, independientemente de la edad. Negárselo resulta contraproducente.

La Organización Mundial de la Salud recomienda expresar la sexualidad de forma segura durante toda la vida adulta. Esto resulta especialmente beneficioso para el bienestar en la tercera edad.

A ciertas edades, es mejor renunciar al sexo

Esta creencia tan extendida carece de sentido. ¿Por qué habría que renunciar a algo tan positivo? El sexo reporta múltiples beneficios físicos y emocionales, también en la vejez.

Lo importante es adaptar las relaciones sexuales a las circunstancias y necesidades de cada persona, sea cual sea su edad. Pero nunca hay que renunciar a esta fuente de bienestar.

Como ves, los mitos sobre la sexualidad en la tercera edad se basan en falsas creencias sin base real. A cualquier edad, una vida sexual satisfactoria resulta igual de importante.

Cambios físicos que afectan a la respuesta sexual

Aunque el deseo sexual se mantenga en la tercera edad, es cierto que se producen cambios físicos que afectan a las relaciones. Considerar estas diferencias ayuda a disfrutar del sexo a pesar de ellas.

Cambios en el hombre

La disminución de testosterona provoca cambios como:

  • Menos erecciones espontáneas. Se necesita más estimulación previa.
  • Mayor tiempo entre erección y erección. Aumenta el periodo refractario.
  • Dificultad para mantener la erección. La erección nocturna también se resiente.
  • Eyaculación más lenta y menos volumen de semen.
  • Mayor tiempo para alcanzar el orgasmo.

Estos cambios son normales, no significan disfunción eréctil. Replanteando las relaciones sexuales de forma creativa es posible disfrutar de una sexualidad plena.

Cambios en la mujer

Con la menopausia, las mujeres experimentan cambios como:

  • Reducción de los niveles de estrógeno. Provoca sequedad vaginal.
  • Disminución de la lubricación. La penetración resulta más difícil.
  • Irregularidad en ciclos de excitación. Mayor dificultad para alcanzar el orgasmo.
  • Poco interés en el sexo. La bajada de hormonas afecta a la libido.
  • Dolor o incomodidad durante el coito. La relación sexual se vuelve menos placentera.

Nuevamente, estos cambios son fisiológicos, no patológicos. Poniendo medios se puede disfrutar de relaciones sexuales placenteras.

Consejos para aumentar la atracción sexual en la tercera edad

Aceptar los cambios froma parte de asumir una sexualidad plena en la tercera edad. Pero estos consejos te ayudarán a potenciar la atracción y el placer:

1. Cuida tu cuerpo y tu imagen

Mantener un aspecto cuidado aumenta la autoestima y la seguridad en uno mismo. Esto se traduce en más apetito sexual.

Dedica tiempo a tu arreglo personal, a hacer ejercicio y a llevar una alimentación sana. Verte y sentirte bien hará maravillas por tu libido.

2. Comunicación y complicidad con la pareja

Hablar abiertamente sobre tus necesidades y deseos sexuales crea un clima de confianza y entendimiento.

El diálogo fluido, sin tabúes, potencia la cercanía emocional con la pareja, esencial para la atracción sexual.

3. Juegos sexuales y fantasías

Sal de la rutina con juegos eróticos y compartiendo fantasías sexuales. Esto avivará la pasión en la relación y aumentará el deseo.

Puedes probar desde juegos de rol a utilizar juguetes eróticos. La variedad y la nueva exploración mantienen el interés sexual.

4. Ambiente propicio en el dormitorio

Crear un ambiente cálido y sugerente en la habitación estimula la atracción. Prueba con luces tenues, velas, música sensual o lencería provocativa.

Tener un espacio confortable y acogedor te predispondrá positivamente hacia la actividad sexual.

5. Posiciones sexuales más cómodas

Evita posiciones que impliquen mucho esfuerzo y opta por otras que resulten más cómodas. Por ejemplo, el cucharita o ella encima en lugar de la postura del misionero.

Prioriza el disfrute y la comodidad por encima de otras consideraciones.

6. Lubricantes íntimos

Los lubricantes facilitan la penetración y aumentan las sensaciones. Combaten problemas como la sequedad vaginal.

Existe una gran variedad de lubricantes diseñados específicamente para las necesidades de las personas mayores.

7. Complementos eróticos

Anillos vibratorios para él, bolas chinas para ella, cremas estimulantes, afrodisíacos naturales… Los complementos eróticos pueden dar un “empujón extra” a la vida sexual.

Prueba a incorporarlos como un elemento más de los preliminares y aumentar la atracción sexual tercera edad.

8. Cuidado de la salud sexual

Realizar revisiones ginecológicas o urológicas periódicas permite detectar o tratar posibles problemas físicos que afecten a la sexualidad.

Si existen molestias o dolor, consulta con un especialista. La salud sexual también debe cuidarse en la tercera edad.

Principales problemas sexuales en la tercera edad y soluciones

Además de los cambios fisiológicos, algunas dolencias o enfermedades pueden impactar en la actividad sexual. Veamos las más habituales y algunas posibles soluciones.

Sequedad vaginal

Es el problema sexual más frecuente en mujeres mayores. Deriva de la menopausia y la caída de estrógenos.

Soluciones:

  • Uso de lubricantes íntimos
  • Terapia de reemplazo hormonal local
  • Ejercicios de tonificación de suelo pélvico

Disfunción eréctil

Impotencia o dificultad para lograr o mantener la erección. En hombres mayores suele deberse a enfermedades como diabetes o hipertensión.

Soluciones:

  • Fármacos para tratamiento de la disfunción eréctil
  • Cambios de hábitos como dejar de fumar o hacer más ejercicio
  • Prácticas sexuales que no requieran penetración

Dolor durante el sexo

Provocado por sequedad, infecciones o problemas de tipo muscular o articular. Limita el disfrute del sexo.

Soluciones:

  • Usar lubricantes o tratamiento local de hormonas
  • Cambiar de postura a una más confortable
  • Tratamiento del problema subyacente si existe

Falta de deseo sexual

La bajada de hormonas y otros cambios relacionados con la edad alteran la libido tanto en hombres como en mujeres.

Soluciones:

  • Terapia de reemplazo hormonal
  • Fármacos para aumentar el deseo sexual
  • Prácticas de meditación y mindfulness para reducir estrés
  • Mejora de la comunicación en pareja

Conclusión: una sexualidad plena es posible a cualquier edad

Como has visto, existen muchas formas de mantener viva la llama de la pasión cuando se alcanza la tercera edad. Los cambios fisiológicos no deberían ser un impedimento para disfrutar del sexo y la intimidad.

Cuidando la salud sexual, adaptando las prácticas al estado físico de cada uno, y potenciando la complicidad de la pareja, es totalmente posible tener una vida sexual satisfactoria.

Los beneficios para la salud mental y física también se mantienen a edades avanzadas. Por ello, es importante desechar mitos e ideas preconcebidas sobre la atracción sexual tercera edad.

Con estos consejos, una actitud positiva y abierta, y Maybe cuidando la salud sexual, la atracción y la pasión pueden permanecer intactas durante toda la vida. Una sexualidad plena no entiende de edad. ¡Disfrútala siempre!

Visita nuestra tienda

¡Descubre todos los productos mencionados en este artículo y mucho más en nuestra tienda online!

Carrito de compra
Para que puedas disfrutar de este sitio web al máximo, necesitamos usar cookies. ¡Gracias por permitir endulzar tu navegación!    Más información
Privacidad