Dominación y sumisión

Dominación y sumisión: Guía completa para principiantes y expertos

¿Sientes curiosidad por explorar el apasionante mundo del BDSM Y DE LA DOMINACIÓN Y SUMISIÓN pero no sabes cómo empezar?

Este artículo despejará todas tus dudas sobre la dominación y la sumisión. Descubrirás sus orígenes, fundamentos, trucos avanzados, mitos y realidades, para que puedas disfrutar de esta práctica erótica al máximo junto a tu pareja. ¡Prepárate para adentrarte en esta experiencia liberadora!

Orígenes e historia del BDSM y la dominación y sumisión

La dominación y sumisión tiene sus raíces en rituales y prácticas sexuales de la antigua Grecia y Roma, donde los juegos de rol amo-esclavo eran comunes. También se encuentran registros en la Edad Media y el Renacimiento.

Sin embargo, no fue sino hasta finales del siglo XX que el BDSM surgió como la subcultura que conocemos hoy. Con la publicación de libros como “Historia de O” y el éxito de películas como “Novecento”, estas prácticas salieron a la luz.

La comunidad adoptó las siglas BDSM (Bondage, Disciplina, Dominación y Sumisión, Sadismo y Masoquismo) para definirse. A partir de entonces se fueron estableciendo clubes, eventos y sitios web especializados.

¿Qué es la dominación y sumisión? Definición y conceptos básicos

La dominación y sumisión, también conocida como D/S, es una práctica erótica consentida donde una persona domina a la otra. No implica una relación de poder real, es meramente un juego de roles para obtener placer.

El dominante o “dom” toma el control, guía la acción, da órdenes y disciplina. El sumiso o “sub” se somete, obedece y sigue las indicaciones del dom.

Esto puede incluir órdenes, castigos, ataduras, humillación verbal, uso de látigos, y un largo etcétera. La clave es que todo sea consensuado y dentro de los límites de ambas partes.

Trucos y consejos para dominar y someterse correctamente

La práctica del BDSM y la D/S requiere técnicas y precauciones para hacerlo bien. Como principiante, te recomendamos:

  • Empezar con órdenes suaves y sencillas para ir entrando en el rol.
  • Atar las manos con corbatas o pañuelos, no apretando demasiado.
  • Comenzar con pequeñas nalgadas eróticas, sin azotar con fuerza.
  • Establecer límites claros y una palabra de seguridad que pause todo si es necesario.
  • Nunca aplicar restricciones que bloqueen la respiración o circulación.
  • Leer guías sobre el tema e informarse bien de las técnicas y equipo a utilizar.
  • Tener cuidado con actividades extremas de alto riesgo como asfixia, cera caliente o perforaciones.

Un buen dominante debe comunicar constantemente con el sumiso y revisar que se encuentre cómodo. Un buen sumiso expresa sus deseos y utiliza la palabra de seguridad cuando sea necesario. La confianza y el respeto son pilares fundamentales.

Mitos y realidades sobre la dominación y sumisión

Existen muchos mitos sobre el BDSM. Veamos qué es cierto y qué no:

Mito: “El BDSM es abuso y violencia”.

Realidad: El BDSM bien practicado se basa en el consentimiento, no en abuso real.

Mito: “Es solo sexo duro y sadomasoquismo extremo”.

Realidad: El BDSM puede ser suave y sutil. No requiere dolor o estridencia.

Mito: “Es de enfermos mentales y peligroso”.

Realidad: Millones de personas cuerdas en el mundo lo practican responsablemente.

Mito: “Va en contra de la religión”.

Realidad: Puede haber quien lo use para liberarse de tabúes religiosos sobre el sexo.

Mito: “Las mujeres sumisas están sometidas y los hombres no”.

Realidad: Hay mujeres dominantes y hombres sumisos también. Es un juego de roles.

Ventajas y beneficios de la dominación y sumisión en pareja

Además de serexcitante, incorporar juegos de dominación y sumisión en la relación puede tener excelentes beneficios:

  • Aumenta la intimidad al requerir mayor confianza y comunicación entre ambos.
  • Libera endorfinas que reducen el estrés y relajan.
  • Permite explorar nuevas sensaciones y fantasías fuera de la rutina.
  • Potencia la entrega al dejarse dominar o dominar a la pareja desde un lugar de cuidado.
  • Obliga a conocer mejor los deseos y límites de ambos.
  • Muchas parejas lo encuentran terapéutico y afirman que mejora la relación en todos los sentidos.
  • Ayuda a desconectarse de lo cotidiano y entrar en un estado mental muy relajado y liberador.

Desventajas y riesgos a tener en cuenta

Como toda práctica sexual, el BDSM también tiene sus riesgos si no se practica de forma segura e informada. Algunos peligros a evitar son:

  • Provocar daños o lesiones graves al emplear técnicas extremas sin preparación adecuada.
  • Usar elementos riesgosos cerca de zonas sensibles como el cuello, cabeza y órganos internos.
  • Dependencia si se practica en exceso y se sustituye la intimidad real por las fantasías del BDSM.
  • Empeorar condiciones médicas como diabetes, epilepsia o problemas cardíacos.
  • Auto-infligirse daño físico o emocional para soportar abusos reales de la pareja.

Nunca hagas nada que te genere incomodidad o miedo. La dominación debe venir desde un lugar de confianza y amor, no de necesidad por complacer.

Juegos y prácticas comunes de dominación y sumisión

Existe toda una gama de prácticas y juegos BDSM para explorar el poder, control, sumisión, dolor, placer y los límites corporales. Algunas ideas son:

Juego de rol amo-esclavo

El sumiso debe obedecer todas las órdenes, por más humillantes que parezcan, mientras llama “amo” o “amo” al dominante. Puede incluir crawled, adoración a los pies, sumisión silenciosa, etc.

Spanking o azotes

Consiste en dar nalgadas, con la mano o con instrumentos como paletas, látigos suaves de cuero e incluso cepillos o varillas. Puede ser suave o extremo según la tolerancia al dolor.

Bondage o ataduras

Inmovilización del sumiso mediante sogas, esposas, arneses o incluso bolsas de plástico o látex. Se debe tener precaución para no bloquear la circulación o respiración.

Pet play o juego de mascotas

Se trata de que uno de los participantes se comporte como un animal, generalmente un perro, gato u pony. Incluye órdenes, correas, platos de comida, caminar a cuatro patas, etc.

Disciplina y castigos

El sumiso recibe azotes u otros castigos si se porta mal según las reglas del amo. Los castigos deben ser acordados con antelación y no ser peligrosos.

Dominación verbal / Humillación

El dominante insulta y humilla verbalmente al sumiso, quien lo acepta gustoso como parte del juego de poder. Se vale de palabras denigrantes y órdenes degradantes.

Estas son solo algunas ideas básicas para comenzar a explorar. Existen infinitas variaciones, combinaciones y fantasías para experimentar. ¡Deja volar tu imaginación!

¿Cómo empezar a practicar la dominación y sumisión?

Si nunca has probado el BDSM y te gustaría empezar, te damos algunos consejos:

1. Habla con tu pareja

Comenta tus deseos y curiosidad sobre probar el BDSM. Pregunta a tu pareja qué le parece la idea y si estaría dispuesto. Establezcan juntos límites claros y una palabra de seguridad.

2. Infórmate bien

Lean guías, blogs y libros sobre dominación y sumisión. Sitios como Kink Academy tienen excelentes talleres online. Esto les dará ideas y les enseñará a hacerlo de forma segura.

3. Comienza con juegos suaves

Empiecen con órdenes básicas, sumisión sensual y sexo rudo sin dolor ni humillación. Poco a poco van subiendo el nivel e incorporando nuevas prácticas.

4. Ten cuidado y hagan aftercare

Tomen todas las medidas de seguridad, nunca hagan nada que los incomode o asuste. Después de cada sesión, dense mimos, hidratación y palabras reafirmantes.

5. Sean pacientes y diviértanse

Vayan a su ritmo, sin presiones. El BDSM debe ser excitante y liberador para ambos. Ríanse de los accidentes. Lo importante es conectarse.

Ya tienes todas las herramientas para adentrarte de forma segura y placentera en el mundo del BDSM. ¡Anímate a explorarlo junto a tu pareja! La dominación y sumisión puede llevar su relación a nuevos niveles de pasión e intimidad.

Visita nuestra tienda

¡Descubre todos los productos mencionados en este artículo y mucho más en nuestra tienda online!

Carrito de compra
Para que puedas disfrutar de este sitio web al máximo, necesitamos usar cookies. ¡Gracias por permitir endulzar tu navegación!    Más información
Privacidad