como usar un vibrador

Cómo usar un vibrador de forma segura y placentera

¿Estás pensando en comprar tu primer vibrador y no sabes por dónde empezar? ¿O eres un experto en sexo y quieres experimentar nuevas sensaciones? Sea cual sea tu situación, usar un vibrador correctamente puede llevarte al séptimo cielo del placer.

En este artículo te contaremos todo lo que necesitas saber para disfrutar de tu vibrador al máximo, tanto si eres principiante como experto. Descubrirás trucos, consejos, recomendaciones y curiosidades que te harán exprimir cada onza de placer de estos fantásticos juguetes sexuales.

Un poco de historia

El origen de los vibradores se remonta a la época victoriana, cuando los médicos los utilizaban para tratar la “histeria femenina”. La vibración servía para provocar el “paroxismo histérico”, es decir, el orgasmo.

En la década de 1880 nació el primer vibrador electromecánico, precursor de los juguetes sexuales modernos. A partir de los años 60, con la revolución sexual, los vibradores entraron de lleno en el mercado del placer.

Hoy en día existen todo tipo de modelos, desde sencillos y discretos hasta sofisticados con múltiples funciones. La tecnología ha elevado la estimulación vibracional a nuevas cotas de gozo.

Tipos de vibradores y sus usos

Existen muchos tipos de vibradores, cada uno con sus características particulares. Veamos los más populares:

Vibradores bala

Son cilíndricos y delgados, ideales para estimular el clítoris y zonas sensibles. Los minis son aún más pequeños y discretos.

Vibradores dobles

Tienen dos extremos, uno para penetrar y otro para el clítoris simultáneamente. ¡Doble diversión!

Huevos vibradores

En forma de ovalo, se colocan en la vagina y se controlan de forma remota. Perfectos para usar en público.

Vibradores de clítoris

Diseñados específicamente para estimular esa zona tan sensible. Algunos imitan la succión para máximo placer.

Vibradores vaginales

Más grandes, con formas ergonómicas para penetrar cómodamente la vagina. Alcanzan puntos de placer profundos.

Prepárate para el gran momento

Antes de usar tu vibrador, hay algunos consejos importantes a tener en cuenta:

  • Carga las baterías completamente o enchufa el cable si es recargable. Nada peor que se quede sin batería en pleno clímax.
  • Ten lubricante a mano, mejorará la sensación y facilitará la penetración. Elige uno a base de agua compatible con el material de tu juguete.
  • Desinfecta el vibrador antes y después de cada uso, especialmente si lo compartes. Usa un limpiador especial o agua y jabón antibacterial.
  • Relájate, crea un ambiente íntimo y confortable. Date un baño, pon música suave, enciende algunas velas. Disfruta el momento.

Consejos para principiantes

Si es tu primera vez usando un vibrador, te recomendamos comenzar lento, probar diferentes ajustes de velocidad e ir aumentando la intensidad gradualmente. Empieza en zonas menos sensitivas e identifica qué se siente bien antes de concentrarte en los genitales.

Mitos y realidades

Un mito común es que los vibradores sólo son para masturbación. La realidad es que las parejas también pueden incorporarlos durante el sexo para explorar nuevas sensaciones. Otro mito es que crean adicción: usarlos con moderación como cualquier juguete sexual es perfectamente sano.

Trucos infalibles para un placer máximo

Llegó la hora de la verdad: ¡a usar ese vibrador! Sigue estos consejos de expertos:

Calentando motores

Empieza estimulando otras zonas erógenas antes de concentrarte en los genitales. Los pezones, cuello, orejas e interior de los muslos son muy sensibles a la vibración.

Encendiendo la mecha

En las mujeres, inicia masajeando suavemente el clítoris y los labios con movimientos circulares. Aumenta progresivamente la intensidad y velocidad.

Activando el fideo

En los hombres, pasa el vibrador por el perineo, escroto y base del pene antes de estimular el glande. Varía ritmos y presión.

En busca del tesoro

Para la penetración, introduce el vibrador lentamente y con lubricante. Encuentra el ángulo ideal que te resulte más placentero.

Sé creativo

No temas explorar con diferentes patrones de movimiento, posiciones y zonas del cuerpo. ¡Sé creativo!

Compartiendo el control

Si usas un vibrador en pareja, túrnense para controlarlo y observen las reacciones del otro. La comunicación es clave.

Precauciones importantes

Nunca apliques un vibrador directamente sobre huesos o articulaciones. Ve despacio en zonas sensibles como los testículos.

Si sientes molestia o incomodidad, detente. Forzar las cosas no hará que sea más placentero.

Historias vividas

Kim, usuaria de vibradores hace 5 años, cuenta: “Al principio me daba vergüenza usarlos sola. Ahora no puedo imaginar mi vida sexual sin mi vibrador bala. ¡Lo llevo a todas partes!”

Beneficios increíbles para tu salud sexual

Más allá del placer puro, usar un vibrador con regularidad trae grandes beneficios a tu salud sexual:

  • Mayor sensibilidad: el aumento de flujo sanguíneo en los genitales mejora la respuesta sexual.
  • Orgasmos más fuertes: las ondas de vibración estimulan nuevas terminaciones nerviosas.
  • Reducción del estrés: debido a la liberación de hormonas como oxitocina y endorfinas.
  • Tonificación vaginal: la actividad muscular repetitiva fortalece músculos pélvicos.
  • Autoconocimiento: explorar tu cuerpo con un vibrador te ayuda a descubrir qué te gusta.

Vibra tu camino al bienestar

Los beneficios son claros: vibrar es vivir. Así que atrévete a probar nuevas sensaciones con un vibrador y pon tu placer a mil revoluciones.

Sigue nuestros consejos y descubrirás infinitos caminos hacia el éxtasis total. ¡Diviértete y disfruta con total seguridad!

Carrito de compra
Para que puedas disfrutar de este sitio web al máximo, necesitamos usar cookies. ¡Gracias por permitir endulzar tu navegación!    Más información
Privacidad