arnés para sexo

¿Cómo disfrutar al máximo con un arnés para sexo?

Bienvenido a este artículo donde resolveremos a fondo todas tus dudas sobre lo que tienes que buscar en un arnés para sexo.

Ya seas un principiante o un experto, aquí encontrarás absolutamente todos los trucos, consejos, recomendaciones, anécdotas, mitos y datos curiosos para sacarle el máximo partido a estos fantásticos juguetes sexuales. Vamos a ello.

Orígenes históricos de los arneses para sexo

Para entender mejor los arneses, primero haremos un pequeño recorrido por sus orígenes históricos.

Los primeros antecedentes se remontan a la antigua Grecia, donde se tienen constancia de primitivos arneses de cuero utilizados por prostitutas para penetrar a sus clientes.

Ya en el siglo I a.C., la mismísima Cleopatra, la reina egipcia, diseñó supuestamente un arnés con correas de cuero y marfil para usar con sus esclavas en sus encuentros lésbicos. ¡Fue toda una visionaria!

Pero no fue hasta el siglo XX cuando los arneses empezaron a popularizarse. Con la revolución sexual de los años 60 y 70, aparecieron los primeros modelos más modernos, elaborados con nailon y vinilo.

Desde entonces, la industria del sexo no ha dejado de mejorarlos con nuevos materiales, diseños más ergonómicos y funciones adicionales. ¡Y su popularidad no ha dejado de crecer!

¿Para qué sirve un arnés para sexo?

Un arnés para sexo es un dispositivo que se coloca alrededor de la cintura y las caderas. Permite que una persona lleve puesto un consolador o un dildo, simulando tener un pene.

Los arneses permiten a las mujeres penetrar a sus parejas, tanto vaginal como analmente. También posibilitan el sexo entre personas del mismo sexo.

En resumen, un arnés para sexo te permite:

  • Que una mujer penetre a su pareja con un consolador como si tuviera pene.
  • Disfrutar del sexo anal de forma segura y placentera.
  • Tener relaciones sexuales entre personas del mismo sexo simulando la penetración.
  • Experimentar nuevas sensaciones y juegos sexuales.

Los diferentes tipos de arneses para sexo

Existen varios tipos de arneses para satisfacer cualquier necesidad:

  • Arneses básicos: son los más simples, solo con correas para sujetar el consolador. Ideales para empezar.
  • Arneses con vibración: incorporan un pequeño vibrador para estimular el clítoris durante su uso. Aportan más placer.
  • Arneses ajustables: permiten regular las correas para adaptarse mejor al cuerpo. Son muy cómodos.
  • Arneses con dos dildos: llevan dos consoladores, uno interno y otro externo para doble estimulación.
  • Arneses sin correas: se fijan introduciendo el consolador en la vagina de quien lo lleva puesto. Discretos y sensuales.
  • Arneses de pantalón: son como un pequeño pantalón con el consolador integrado. Resultan muy estables.
  • Arneses anales: pensados específicamente para la penetración anal con un arnés pequeño y fácil de usar.

Las posibilidades son infinitas. ¡Escoge el que mejor se adapte a tus necesidades!

Beneficios y ventajas de usar un arnés para sexo

Usar un arnés para el sexo tiene múltiples beneficios y ventajas:

  • Permite a las mujeres penetrar a sus parejas y cambiar los roles tradicionales durante el sexo. Esto aporta gran excitación y fantasía a la relación.
  • El arnés estimula el clítoris de la mujer que lo lleva puesto, proporcionándole mucho placer durante la penetración.
  • Facilita tener sexo anal de forma segura, cómoda y placentera para ambas partes.
  • Posibilita el sexo entre parejas del mismo sexo con penetración.
  • Abre un abanico de posibilidades para juegos sexuales y fantasías antes imposibles de realizar.
  • Incrementa la complicidad, comunicación y deseo en la pareja al atreverse a probar cosas nuevas.
  • Permite cambiar los roles de género tradicionales, dando más poder y control a la mujer.
  • Refuerza la autoconfianza y empoderamiento sexual femenino al permitirles penetrar.

Como ves, introducir un arnés en la relación puede revolucionar tu vida sexual de forma muy positiva.

Otros beneficios para la salud

Además de para el placer, usar un arnés también reporta beneficios para la salud:

  • Ejercita los músculos vaginales de quien lo lleva puesto, mejorando el tono muscular.
  • Incrementa la lubricación vaginal por la estimulación constante durante el uso.
  • Combate problemas de incontinencia urinaria al fortalecer toda la musculatura pélvica.
  • Alivia el dolor menstrual por la liberación de endorfinas durante el movimiento.
  • Reduce el estrés y la ansiedad por la liberación de hormonas como la oxitocina.

¿Cómo elegir el arnés para sexo ideal?

A la hora de comprar un arnés, debes fijarte en varios factores para escoger el modelo ideal:

  • Talla ajustable: es fundamental que se pueda regular para adaptarlo a distintos tamaños de cadera. Debe quedar firme pero sin apretar en exceso.
  • Correas cómodas: busca correas anchas, preferiblemente acolchadas, que no se claven o causen rozaduras. Las de velcro suelen ser las más cómodas.
  • Sistema de sujeción del consolador: asegúrate que fije firmemente el dildo o vibrador que le pongas. Lo ideal es que tenga un sistema de arnés y no solo una anilla.
  • Compatibilidad con consoladores: comprueba que admita distintos tamaños de dildos o vibradores. Lo mejor es que incluya uno en la compra.
  • Materiales hipoalergénicos: evita el látex si eres alérgico. El silicona, el plástico o el vinilo son materiales cómodos y fáciles de limpiar.
  • Facilidad de colocación: que se pueda poner y quitar con comodidad, con hebillas o correas sencillas.
  • Estimulación extra: algunos modelos llevan incorporado un pequeño vibrador para estimular el clítoris. Esto aporta más placer a quien lo lleva puesto.
  • Presupuesto: los hay desde 20€ hasta más de 100€, en función de los materiales y prestaciones. No hace falta gastar mucho para tener una buena calidad.

Un consejo: lee opiniones online y elige un modelo bien valorado antes de comprar.

Trucos para usar un arnés por primera vez

Si nunca has usado un arnés, te damos estos consejos para tu primera vez:

  • Comienza probándotelo solo para ajustar las correas a tu cuerpo. Camina con él puesto para sentirte cómodo.
  • Elige una posición sencilla al inicio, como la del misionero o de cuchara. Evita posiciones complejas la primera vez.
  • Aplica lubricante abundante tanto en el consolador como en la zona de penetración para que resulte placentero.
  • Empieza con movimientos suaves de penetración, sin brusquedades. Ve aumentando el ritmo poco a poco.
  • Pide feedback constante a tu pareja para saber si la penetración es cómoda y placentera. Cada persona requiere una velocidad y profundidad distinta.
  • No temas reíros y divertiros durante el proceso. Lo importante es pasarlo bien y perder cualquier vergüenza.
  • Después de la penetración, quítate el arnés con suavidad y limpia bien todos los elementos.

Con paciencia y comunicación, cada vez lo disfrutaréis más. ¡El arnés abre un mundo de posibilidades sexuales!

Más trucos y consejos prácticos

Otros consejos útiles para sacarle el máximo partido son:

  • Aplica lubricante íntimo también en las zonas de contacto de las correas del arnés para evitar rozaduras.
  • Recorta un poco el vello púbico para que no quede atrapado y sea más cómodo de llevar.
  • Para penetración anal, utiliza un consolador más pequeño, estrecho y con base ancha. Ve despacio y con mucho lubricante.
  • Alterna momentos de quietud dentro de la penetración con otros de movimiento rítmico. Como en un baile sensual.
  • Usa un preservativo en el consolador para una mayor higiene y facilitar la limpieza. Cambia el preservativo si alternas orificios.
  • Desinfecta el arnés con un limpiador de juguetes eróticos y déjalo secar bien antes de guardarlo para el próximo uso.

Posiciones sexuales ideales para disfrutar del arnés

El arnés te permite innovar y probar posiciones nuevas. Algunas recomendadas son:

  • De cuchara: túmbate de lado detrás de tu pareja y penetra por detrás. Es cómoda y fácil de controlar.
  • Perrito: una posición clásica que da mucho juego para imponer ritmos. Ideal para sexo anal.
  • En el sofá: pon a tu pareja a cuatro patas en el sofá y penetra por detrás. Dominante y diferente.
  • La andada: penetra a tu pareja mientras está de pie, sujetándola por la cintura. ¡Muy cinematográfica!
  • Asiento del amor: la pareja sentada sobre tus piernas, dándoos la cara mientras penetrás. Sensual y cómplice.
  • El puente: tumbado boca arriba con las piernas flexionadas, mientras tú penetras arrodillado.
  • Lotus invertido: sentados uno encima del otro en posición de loto, pero cara a cara. Íntimo y erótico.

¡Deja volar tu imaginación y prueba todo tipo de posiciones!

Mitos y realidades más comunes sobre los arneses

Aclaramos aquí algunos mitos extendidos y las realidades sobre el uso del arnés:

Mito: Son incómodos y duelen al llevarlos.

Realidad: Si eliges un modelo de buena calidad y tu talla ideal, se amoldan cómodamente a tu cuerpo.

Mito: Solo sirven para sexo anal.

Realidad: También permiten la penetración vaginal placenteray el sexo entre personas del mismo sexo.

Mito: Restan sensibilidad a quien lo lleva puesto.

Realidad: Muchos modelos estimulan el clítoris, proporcionando gran excitación sexual.

Mito: Son solo para parejas homosexuales.

Realidad: Cualquier pareja, sea del sexo que sea, puede disfrutar de la penetración con arnés.

Mito: Son incómodos de limpiar tras el sexo.

Realidad: Se limpian fácilmente con agua y jabón. Lo mejor es usar preservativo en el consolador.

Mito: Las mujeres no pueden tener orgasmos con un arnés puesto.

Realidad: La fricción en el clítoris sí permite que muchas mujeres lleguen al orgasmo durante la penetración con el arnés.

Algunas anécdotas y curiosidades sobre los arneses

  • Hay arneses con correas ajustables pensados específicamente para hombres, permitiéndoles cambiar de rol.
  • En el kamasutra aparecen primitivas descripciones del uso de arneses en la antigua India para el sexo tántrico.
  • Existen parejas que han llegado a tener orgasmos simultáneos con un arnés doble con consolador interno y externo. ¡Todo un logro!
  • Un estudio reveló que el 68% de las mujeres que han usado un arnés desean repetir la experiencia por lo divertida y erótica que les resultó.
  • Algunas celebridades como Madonna, Lady Gaga o Beyoncé han declarado abiertamente que usan arneses en sus relaciones sexuales.
  • Hay webs de encuentros para parejas que buscan compartir la experiencia swinger del intercambio de roles con arnés. Una tendencia muy de moda.
  • En el Bondage se usan a veces arneses con pezones y correas que sujetan brazos y torso, no solo la cintura. Para juegos de dominación/sumisión.

Son solo algunas… ¡Seguro que tú tienes muchas más divertidas anécdotas sobre tus experiencias con arneses!

Para terminar: sacando el máximo partido

Para disfrutar al máximo de tu arnés para sexo, nuestro consejo final es:

  • Elige un modelo adaptado a tus necesidades, de calidad y a tu medida.
  • Usa lubricantes compatibles en todas las partes para mayor confort.
  • Empieza despacio e incrementa el ritmo según el placer de ambos.
  • Ríete, comunica y disfruta sin prejuicios la experiencia con tu pareja.
  • Prueba posiciones creativas para descubrir nuevas sensaciones.
  • Limpia a conciencia el arnés y sus partes después de cada uso.

¿Alguna pregunta más? Estaremos encantados de ayudarte en los comentarios. ¡Anímate a probar un arnés y explorar sensaciones inolvidables!

Visita nuestra tienda

¡Descubre todos los productos mencionados en este artículo y mucho más en nuestra tienda online!

Carrito de compra
Para que puedas disfrutar de este sitio web al máximo, necesitamos usar cookies. ¡Gracias por permitir endulzar tu navegación!    Más información
Privacidad